¿Tienes una cena y quieres sorprender a tus amigos y familiares con una receta divertida, inesperada y llena de sabor? Estos taquitos de merluza son un perfecto entrante para abrir el estómago para el plato principal ¡Si es que puedes comer sólo uno!

Ingredientes.

Filetes de Merluza sin piel.

Merluza sin piel de Antonio y Ricardo

Elaboración:

Primero prepararemos las dos salsas que acompañarán a nuestra merluza. Por un lado, un guacamole con un toque divertido.

Cogemos el aguacate y lo machacamos con un tenedor hasta tener una pasta. No tiene por qué quedar uniforme, pueden quedar algunos trozos más grandes dependiendo de la textura que busquemos.

Picamos la piña y un cuarto de cebolla morada en trozos muy pequeños y lo mezclamos con nuestra pasta de aguacate con unas gotitas de limón, sal y pimienta. Reservamos.

Preparamos otro recipiente. Picamos el tomate, otro cuarto de cebolla y medio pimiento verde, también muy pequeño y mezclamos con un chorrito de limón y cilantro picado. Reservamos.

Cortamos nuestros filetes de merluza en trozos pequeños, pueden ser en cubitos o desmenuzados, y los ponemos a saltear en una sartén con una o dos guindillas (dependiendo de la cantidad de merluza y de lo picante que nos guste) y una pizca de sal.

Calentamos nuestras tortitas de maíz. Lo mejor es calentarlas en una sartén hasta que veamos que se abomban un poquito pero, si no es posible, también se pueden calentar unos segundos en el microondas.

¡A montar! Untamos un poco de nuestro guacamole en la base de la tortita, luego colocamos las migas de merluza picante y terminamos aderezando con el pico de gallo que hemos preparado.

Si lo quieres decorar, puedes poner una cuerdecita uniendo todo el taquito enrollado como si fuera un pequeño regalo para tus invitados. ¡Qué aproveche!